DOÑANA; mujer y madre

Somos muchos los que en estos días estamos conmovidos, consternados, indignados y muy apenados por los últimos acontecimientos que han tenido lugar en Doñana y su entorno.

Hemos podido empaparnos en las redes sociales de cada noticia, cada vídeo de personas que han sufrido y presenciado el horror del implacable fuego, los mensajes de los operarios, ayuntamientos, vecinos, así como, las impactantes y desgarradoras imágenes que con impotencia y rabia nos llegaban. Esta tierra que tanto amamos, sucumbía al paso de las llamas.

Pero Doñana sabrá reponerse porque Ella es sabía, grande y fuerte, es Mamá Natura. Aquella que tomó nombre de mujer cuando el Séptimo Duque de Medina Sidonia mandó construir un Palacio de Caza para su esposa Doña Ana Gómez de Mendoza, ‘Doña-Ana’.

Tierras indómitas, llanas, leyendas de Tartessos, de palacios y chozas de brozas, castañuelas y bayuncos. Influenciada por el río Guadalquivir y por un predominante viento marinero que arrastra continuamente su fina arena y salitre. Cuna de la más bella aparición mariana, tierra santa para millones de peregrinos. Ella, ha sabido perdurar invicta a lo largo de los siglos. Doñana es el principio y el fin de cientos y miles de historias.

Y, porque Doñana duele, por eso, su gente, aquellos que salvaguardan sus tierras, que luchan por ella; operarios de Infoca, guardas, cuerpos de seguridad, bomberos, vecinos, voluntarios… Vuelven a aunar sus fuerzas, sus deseos de mantener esa estampa viva por siempre para luchar por una Doñana fuerte, capaz de levantarse de sus cenizas y renacer de nuevo.

 

Me pongo en sus manos, en las mías para mostraros recuerdos, vivencias, mis momentos en Ella, bendita tierra de María, mujer y madre. Allí, por la marisma contamos una historia de tantas, cuando salimos a revisar a nuestras yeguas y potrillos que se alimentan de su biosfera. Me acompaña mi yegua Melody, andando por las marismas no hay ninguna mejor que ella. Desde potrilla ya se mecían sus cascos entre sus fangosos fondos y sus aguas. Conoce tan bien este medio que tan solo tengo que soltarle un poco la cara para ayudarla y acomodarla en el paso. No se asusta cuando las liebres saltan de los matorrales a nuestro paso, ni del vuelo y el ruidoso aleteo y graznido constante de las enormes colonias de flamencos que nos sobrevuelan a pocos metros al escuchar nuestro chapoteo, ni de los enormes buitres que no conocen la vergüenza, que andan bajo las patas de los caballos altivamente.

Imágenes que capturan el corazón, el tesoro que alberga cada palmo de esta tierra; sus vetas, sus lucios de ese verde intenso y cristalinas aguas primaverales. De esa luz que la inunda cada día. Os presento la belleza que la acompaña al ver a sus animales disfrutar en libertad.

Ni humanos, ni animales, ni la razón entiende el porqué de esta catástrofe. La única certeza reside en que la extensa vegetación de Doñana es, para todos nosotros, el gran pulmón del que respira esta sociedad nociva en la que vivimos.

Biosfera de Doñana.
Paseando por El Coto de Doñana rodeada de naturaleza, de vida.
Biosfera de Doñana.
Biosfera de Doñana.
Con mi yegua Melody por las marismas de Doñana.
Con mi yegua Melody por las marismas de Doñana.
Biosfera de Doñana.
Con Melody, un día cualquiera en Doñana.
Recuerdos de Doñana.
Doñana.
Melody, Doñana y yo.
Melody, las marismas de Doñana y yo.
Las marismas de Doñana.
Las marismas de Doñana con mi yegua Melody.
Con mi yegua Melody andando por las marismas de Doñana.
Doñana, una tarde cualquiera.
Melody, Doñana y yo.
Las marismas de Doñana.
Flamencos. Biosfera de Doñana.
Caballos, yeguas, potrillos, disfrutando de las marismas de Doñana.
Doñana, en plena libertad.
Libertad. Doñana.
Caballos, yeguas y potrillos.
Con Melody, disfrutando de la belleza de Doñana.
Biosfera de Doñana.
Yegua preñada y potrillo.
Doñana.
Doñana.
Doñana.
Biosfera de Doñana.
Biosfera de Doñana.
Biosfera de Doñana.

 

 

¡Ponle color a tu verano con este look!

¡El verano está a la vuelta de la esquina!

A escasos días de que saludemos a esta temporada del año, son muchas las bodas y eventos que se suceden a contrarreloj gracias al buen tiempo. Entre el calor y las prisas es difícil acertar con un look sencillo pero a la vez repleto de detalles para brillar en estas ocasiones.

El pasado sábado pude disfrutar de una boda maravillosa que tuvo lugar en la Hacienda Doña María, en Sevilla. Para elegir mi outfit conté con una firma que, sin duda, era un acierto seguro. Cancan & Seda (@cancanseda) me animó a escoger el amarillo como elemento principal de mi look con este precioso vestido ajustado con volantes. Esta firma multimarca consigue transmitir sus valores, sus colores y su forma de sentir cada momento gracias a sus modelos que son grandes must cada temporada. Hablar de Cancan & Seda es hablar de tendencias.

La guinda, el toque final, aquello que hace que una prenda se interprete de mil maneras es Lamágora (@lamagora). Esta firma de complementos que se reinventa en cada una de sus piezas es posible gracias a María Lama de Góngora. Son ya muchas las colaboraciones que hemos realizado juntas, además de experiencias que se nos quedarán siempre grabadas en nuestra retina. Cuando tengo un evento, una boda, alguna romería o Feria, no dudo en acudir a ella que, no solo te enseñará creaciones increíbles e imposibles, sino que te aconsejará y conseguirá captar tu personalidad para que el look hable solo y diga mucho de ti misma.

¡Gracias por hacerme sentir parte de la filosofía y el esfuerzo que conllevan estas prendas y complementos! ¡Espero que os encante el resultado tanto como me encanta a mí!

Complementos de Lamágora.
Tocado y pendientes de Lamágora.
Vestido ajustado en color amarillo con volantes de Cancan&Seda.
Vestido ajustado en color amarillo con volantes de Cancan&Seda. Tocado y pendientes de Lamágora.
Vestido ajustado en color amarillo con volantes de Cancan&Seda. Tocado y pendientes de Lamágora.
Tocado y pendientes de Lamágora.
Tocado y pendientes de Lamágora.
Vestido ajustado en color amarillo con volantes de Cancan&Seda. Tocado y pendientes de Lamágora.
Vestido ajustado en color amarillo con volantes de Cancan&Seda. Tocado y pendientes de Lamágora.
Vestido ajustado en color amarillo con volantes de Cancan&Seda. Tocado y pendientes de Lamágora.

 

La vestimenta de amazona por Sandra García

Mañana da comienzo La Feria de Abril de Sevilla los nervios empiezan a apoderarse de nosotras arrastrándonos a un ir y venir  de compras y preparativos para ir ultimando detalles. En concreto, y como siempre, en mi contrarreloj personal voy acompañada de mi frase favorita “Me faltan horas en el día”, y estoy segura de que no soy la única que tiene esta frase en exclusividad.

Ser amazona es algo más que domar a tu caballo y pasear por El Real de la Feria entre albero, farolillos y volantes. Se trata de una tradición muy arraigada a nuestra tierra que viene acompañada de una vestimenta muy especial que debe ser cuidada al detalle. Tras muchas consultas de mis fieles seguidoras sobre la misma, quiero aportar mi granito de arena desde mi experiencia para que todas puedan lucir un look impecable. No olvidemos que vestimos un traje tradicional, al que debemos lealtad a sus principios y costumbres.
Look amazona Roberto Garrudo.
¡Comenzaremos de pies a cabeza!
 – Calzado: El calzado tradicional son los botos o zapatos con polainas antiguamente llamados botines. Evitaremos, botas de deporte, como por ejemplo, botas de Polo, de cremalleras o hebillas. Si nos decidimos por lucir chaquetilla de terciopelo acompañada de catite, debemos utilizar polainas sin olvidar que estas irán acompañadas por medias blancas.
– Correillas de Espuelas: El color de las correillas de las espuelas, blancas o avellanas, es un pequeño debate abierto acompañado de cierta controversia. Remontándonos a la historia, las correillas avellanas eran utilizadas por personas con una posición pudiente ya que su material era más costoso, a diferencia de las correillas blancas que eran utilizadas por aquellos con pocos recursos económicos, ya que su material era de menor calidad y más asequible. Lo que nos lleva a deducir que para eventos de gala o paseo, deberíamos utilizar las color avellanas con polainas y pantalón de cairel (vestimenta considerada de paseo), y las correillas blancas con zahones y botos (vestimenta de trabajo). Sin embargo, a día de hoy, su estética ha evolucionado y se ha invertido utilizando correillas blancas con polainas ya que dicen que resaltan y las embellecen más, y las color avellanas con botos. Argumentando esto, sois vosotras las que debéis decidir, ya que se ha convertido en una cuestión de gustos y/o principios.
– Faldas: Las faldas de gala deben ser sencillas, nada de estampados ni apliques de volantes y cintas.
– El pañuelo: El ancho de los pañuelos deben de cubrir la subida que presenta la chaquetilla en la espalda, evitando que se vea la blusa. Para impedir que el pañuelo se desplace y encoja dejando al descubierto la camisa, utilizaremos una guía como explico en uno de mis vídeos realizados para Roberto Garrudo. Es bonito que el diseño del pañuelo destaque sobre el color de la falda y la chaquetilla, hoy en día podemos elegir entre una gran variedad de motivos y tejidos.
– Camisa: Ha de ser blanca, de manga larga. Podemos acompañarla por gemelos y broche de cuello.
Chaqueta y chalequillo: Podemos encontrarnos con distintos modelos de chaquetas y chalequillos. A la hora de elegirlos, evitaremos colores sumamente estridentes abogando siempre por colores y tejidos tradicionales.
Reloj y pañuelo de bolsillo: El reloj de cadena o bolsillo irá sujeto al ojal del botón del chalequillo y guardado al bolsillo derecho del mismo. El pañuelo de bolsillo siempre será de color blanco y se colocará en el bolsillo derecho de la chaquetilla sobresaliendo de ella sutilmente. Ambos complementos son colocados en el lado derecho, es la mano derecha la que presentamos con más libertad para su uso ya que con la mano izquierda sujetamos riendas y su movilidad se limita a ellas.
 
Sombrero: Independientemente del sombrero que elijamos para tocarnos (Catite, calañé o sombrero de ala ancha), las mujeres siempre nos inclinaremos ligeramente el sombrero hacia el lado izquierdo distinguiéndonos de los hombres que lo hacen hacia el lado derecho.
Peinados: Evitaremos el cabello suelto o semi-recogido. El pelo debe ir recogido y preferiblemente en moño bajo. Quedan totalmente prohibidos los lazos y las flores.
Pendientes y Maquillaje: elegiremos perlas, son elegantes y correctas en esta vestimenta. Obviaremos los pendientes largos, de piedras corales y brillos o circonitas. En cuestión de maquillaje, el gusto personal es esencial para sentirse cómoda. Aunque, debemos huir de colores labiales y esmaltados de uñas en tonos oscuros, flúor o estridentes.
Fustas o Baquetas: Podemos elegir entre llevar varas, fustas o baqueta. No olvidemos la funcionalidad de la fusta en las amazonas que no es otra que ejercer la función de pierna, por lo que debemos llevarla siempre en contacto con nuestro caballo evitando pasear con ella bajo el brazo. Personalmente, utilizo la baqueta, me gusta por su consistencia y rigidez a la hora de ejercer las ayudas. ¡Os lo recomiendo a todas!
Otros: Evitaremos el uso de pulseras y relojes dejando libres nuestras muñecas. Queda totalmente PROHIBIDO el uso de gafas de sol, así como el ir mascando chicles. Recordemos que las amazonas no llevamos grupera, y aunque en El Real de la Feria está totalmente prohibido, sigamos cumpliendo esta norma fuera de ella, es algo que rompe toda la estética y la belleza de este tipo de monta.
A la hora de montarme en mi caballo de amazona no me la juego. Confío plenamente en los diseños de Roberto Garrudo a quien adoro y de cuya marca soy embajadora. Por último, no olvidemos que el caballo es el verdadero protagonista y ellos, al igual que nosotras, deben lucir lo más bello posible, teniendo en cuenta su estado general de salud, la higiene y el cuidado de las crines, cola, pelado de orejas, tupé y cuartillas, así como, la limpieza y estado de conservación de los arneses, el hebillaje, los estribos y la montura.
Y, ¡Por fin, lo tenemos todo listo! A partir de ahora, a disfrutar de uno de los más bellos paseos a caballo como es el de La Feria de Sevilla, con sus mil colores, sus relinchos, el incesante cascabeleo de sus enganches al sonido de las trallas y del repiqueteo de sus ruedas por sus adoquines, su olor a albero y manzanilla, y esa imprescindible sonrisa que a todos nos acompaña en esos momentos únicos.
Nos vemos en El Real en apenas unos días. ¡Os deseo una buena Feria rodeada de amigos y allegados!
Look amazona Roberto Garrudo.
Look amazona Roberto Garrudo.
Look amazona Roberto Garrudo.
Look amazona Roberto Garrudo.
Look amazona Roberto Garrudo.
Look amazona Roberto Garrudo.
Look amazona Roberto Garrudo.
Look amazona Roberto Garrudo.
Look amazona Roberto Garrudo.
Look amazona Roberto Garrudo.
Look amazona Roberto Garrudo.
Look amazona Roberto Garrudo.
Look amazona Roberto Garrudo.
Look amazona Roberto Garrudo.
Look amazona Roberto Garrudo.

Pilar Vera y ‘A la Pintura’ inspiran la flamenca de 2017

Entre modestas batas de percal, entre ferias ambulantes y bailes que animaban la Andalucía del siglo XIX, nacen los volantes, los lunares, la flamenca que nos sigue enamorando cada año. Y es que comienza la primavera. El azahar y el incienso van anunciando que el albero y el farolillo están preparando su semana.

La Feria de Abril está llegando y con ella la ilusión, las ganas, el estreno del traje nuevo. El proceso que conlleva la elección del traje de flamenca nos lo inculcan desde pequeñas. Nuestras madres cuidan cada detalle, nos enseñan a vestirnos, a peinarnos, a saber llevar los complementos, a colocarnos bien la flor. En febrero, el SIMOF nos refresca, nos inspira y entre las nuevas tendencias siempre se la espera a ella, Pilar Vera.

40 años avalan lo diseños de Pilar Vera. Su confección es única y exclusiva y así lo demuestra cada año en cada una de sus colecciones. Y es, precisamente, su originalidad la que rescata en 2017 a la flamenca de aquellos caminos, a la que se crió entre poetas y reconocidos artistas del veinte. Entre la poesía de Rafael Alberti nace ‘A la pintura’.

De lienzos costumbristas dan vida las manos de Pilar Vera a sus tejidos delicados, propios, de algodón y viscosa. En esta ocasión, la diseñadora ilustra aquellas mujeres representadas en los cuadros de García Ramos, Villegas Cordero o Rico Cejudo. Los talles altos, las faldas con caída, los escotes bañera, también los altos y los bordados son la principal inspiración para la flamenca de 2017 que representa su costura en esta primera parte de su colección.

Recorremos la Sevilla profunda, la de las tascas y pizarra en las barras, la de los callejones en silencio y la que admira y respeta su Giralda, sus pequeñas plazas escondidas. Y con ella, damos vida a esta nueva flamenca.

Making Off. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio Gacía.
Making Off. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio Gacía.
Making Off. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio Gacía.
Making Off. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio Gacía.
Making Off. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio Gacía.
Making Off. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio Gacía.
Making Off. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio Gacía.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado floral y costumbrista. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado floral y costumbrista. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado floral y costumbrista. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado floral y costumbrista. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado floral y costumbrista. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado floral y costumbrista. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado floral y costumbrista, terciopelo verde y escote bañera. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado floral y costumbrista, terciopelo verde y escote bañera. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado floral y costumbrista, terciopelo verde y escote bañera. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado floral y costumbrista, terciopelo verde y escote bañera. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado floral y costumbrista, terciopelo verde y escote bañera. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado floral y costumbrista, terciopelo verde y escote bañera. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado floral, talle alto y encaje negro al filo de los volantes. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado floral, talle alto y encaje negro al filo de los volantes. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado floral, talle alto y encaje negro al filo de los volantes. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado floral, talle alto y encaje negro al filo de los volantes. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado costumbrista con escote bañera. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado costumbrista con escote bañera. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado costumbrista con escote bañera. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado costumbrista con escote bañera. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.
Colección ‘A la Pintura’, Pilar Vera. Traje de flamenca canastero estampado costumbrista con escote bañera. Complementos: Lamágora. Maquillaje: Ángel Domínguez. Fotografía: Julio García.

Viajando en el tiempo, por Rocío de Rosas

Cuando Rocío de Rosas se puso en contacto conmigo para invitarme a conocer su atelier y su trabajo, no dudé ni un solo instante en aceptar la invitación. No la conocía personalmente, sin embargo, tenía referencias de algunas amazonas que vestían sus elegantes y creativos diseños. Decidí adentrarme en su mundo de pequeños detalles que hacen que una prenda me fascine.

Tomé rumbo hacia la Villa de Almonte, su pueblo natal, donde se encuentra su taller. Me encontré con una mujer elegante, estilosa y con un gusto exquisito. Nuestra conexión fue inmediata. Me enamoré de sus diseños cuando comenzó a presentarme sus colecciones. Sus distintos estilos de vestir a una mujer no te dejan indiferente. Conocí su colección de eventos sociales, de flamenca y de amazonas vaqueras, icono de su tierra marismeña. Aunque, finalmente, cuando me mostró esta colección me hizo soñar.

Reconocí en aquellas capas, abrigos, blusas y faldas un dulce toque de romanticismo. Y como si fuera un cuento de princesas, de señoritas refinadas y elegantes damas, me trasladó en segundos a aquella época de valientes mujeres de monta a la amazona con cierto estilo inglés. La impecable sastrería de cada prenda se hacía cómplice de toda la inspiración que compartíamos las dos.

En esta ocasión, el binomio perfecto para complementar esta colección vino de las manos de Rocío Cambas. Esta joven diseñadora regenta su propia tienda y taller en Sevilla, se centra en el diseño de complementos, es también restauradora de sombreros y tocados antiguos. Es conocida popularmente por sus colecciones de sombreros ingleses que nos trae cada año siguiendo las últimas tendencias británicas. ¡Nadie mejor que ella para acompañar esta inspiración!

rocioderosas4

rocioderosas3
Abrigo entallado en cintura con un ligero vuelo y apertura trasera, rematado con apliques de plumas y pequeñas pedrerías en los hombros. A juego con una falda de micropana en blanco roto, sin el tradicional arrastre o capa de recogida que abotonamos atrás, pero con un corte que nos sigue permitiendo disfrutar de la amplitud que necesitamos para la montura de amazonas.

rocioderosas6

rocioderosas5

rocioderosas7
Su blusa es una monería, jugando con lunares y las transparencias, con apliques de pequeños lazos de terciopelo en beig a modo de botonadura incluyendo este mismo detalle en los puños y su cuello chimenea.

rocioderosas9

rocioderosas8
Coqueta capa beig con cuello y capucha y apliques en burdeos. Tiene unas cómodas aperturas laterales para los brazos para manejar mejor las riendas. A juego con una falda de micropana burdeos con apliques también en beig.

rocioderosas11

rocioderosas10
Chaqueta burdeos a juego con su falda en micropana nos ofrece la posibilidad de desmontar su cuello de piel. Por delante, es cortada al talle y por atrás nos ofrece el largo típico inglés de las chaquetas clásicas de monta.

rocioderosas13

rocioderosas12
Capa beig con esclavina y ribeteada con un festón de fantasía. Es una autentica maravilla con un tejido cálido, suave. Nunca había utilizado una capa larga para montar, os lo recomiendo ya que resulta comodísima.

rocioderosas14 rocioderosas15

rocioderosas19

rocioderosas18
Camisa de transparencias, de mangas vaporosas y fruncidas en el hombro, con empuñadura y fuelle que hizo de mis delicias.
rocioderosas26
En esta ocasión Rocío de Rosas vuelve a jugar con las transparencias, con esta blusa de lazada al cuello, de mangas estrechas y puños amplios y fruncidos.

rocioderosas20

rocioderosas21 rocioderosas22 rocioderosas23 rocioderosas24

rocioderosas27

rocioderosas25
Una de las cosas que más me han sorprendido en los diseños de faldas de Rocío de Rosas es que cada falda tiene un corte distinto, godes, capas, nejas, entre otras. Sin embargo, ninguna pierde la amplitud que necesitamos. Se desprende de la típica falda de recogida trasera de amazonas y apuesta por una falda cómoda práctica y amplia gracias a sus cortes.

rocioderosas-2

 

rocioderosas1
La pasada peregrinación de Triana acudí vestida por Rocío de Rosas. Volveré a contar con ella tanto de amazonas como de flamenca… Sus manos, su sastrería y patronaje junto con su creatividad, hacen que su trabajo sea único, diferente y elegante, requisitos que son mi debilidad y que ambas compartimos.

Y allí, entre caballos y carruajes repletos de historias, tomaron sentido los diseños. Viajamos en el tiempo y robamos la elegancia de aquella época. Entre rincones secretos y fotografías grabadas en el recuerdo, hicimos un sueño realidad.